AGUJAS DE CABREROS DE CANDELEDA

1

Existen lugares en Gredos que muchos de los que estáis leyendo este artículo es posible que nunca lleguéis a conocer, y sin embargo, han sido rincones que los cabreros, los verdaderos conocedores anónimos de estas montañas ya recorrieron en totalidad en los siglos precedentes. En el conocimiento de la sierra, siempre estaremos por detrás de ellos.

En un lugar mágico de las gargantas del sur, emergen sobre un pequeño circo suspendido y oculto, dos agujas estéticamente perfectas, Debido a su elegancia, su situación alejada, a unas cinco horas desde el inicio de la marcha y su deseo de permanecer en un espacio recóndito de difícil localización, me resulta complicado buscar y ordenar palabras que expliquen el conjunto de emociones surgidas en nuestro encuentro con ellas y posterior escalada.

Escalar las dos Agujas de Cabreros de Candeleda no requiere de otra cosa que amar a Gredos, y hacerlo con tal profundidad que sientas como una necesidad salir de lo habitual y conocido, y que no te importe gastar jornadas buscando hasta perderte en los rincones más alpinos y abruptos que puede ofrecer la sierra, esos rincones donde no hay información, muy alejados, y que solo se descubren cuando movidos por algo semejante a la pasión del primer amor de juventud, enloqueces buscando hasta que surge el encuentro.

Si decidieras ir a verlas y llegaras al collado desde donde se perciben sus esbeltos y seductores cuerpos, escucharás su llamada, y descenderás rumbo hacia ellas, y lo harás en silencio, porque el lugar te lo exigirá. En su base, rodeado de agujas y canales, saborearás la quietud del enclave, extenderás tu mano, tocarás su piel y respirarás el aroma de su perfume perfecto… y sentirás que el largo viaje mereció la pena.

Gredos íntimo..
Gredos Salvaje…
Gredos… ¡Siempre!

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Descansando en el collado norte de “El Sabinal” y en e fondo, sobre un pequeño circo suspendido, emergen dos preciosidades, casi no visibles por no haber contraste, pero cuyo perfil nunca se olvida cuando por primera vez acudes a su base.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Las Agujas de Cabreros de Candeleda

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

En la cumbre de la primera aguja. Foto tomada por Ángel Rituerto.

Agujas de Cabreros de Candeleda. Datos prácticos.
Dedicadas a los cabreros Dori y Marcos.
Primera ascensión: Año 2014. David de Esteban Resino. Ángel Rituerto Marrupe y Samuel Jiménez Jiménez.
Localización: En un circo suspendido donde muere la arista noroeste de “El Sabinal”.
Aproximación estimada: Desde el Santuario de Chilla: 5 horas. Desde la Plataforma de Hoyos del Espino pasando por el Refugio de la Laguna Grande y la Portilla Bermeja: 4 horas y media.
Aguja Marcos (Oeste del grupo). Vía “Notas de Laúd”. D. IV. Escalada en placa expuesta. Microempotradores. Cordino en cumbre sobre puente de roca inestable para ayudar al destrepe. No aconsejable rápel.
Aguja La Dori (Este del grupo). Vía “Trenza Negra”. D.Sup. IV+. Friends y empotradores. Spit y clavo en cumbre para rápel.

 

Risco de las Hoces.”Diedro Verde”. AD.Sup.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Las Lagunillas, con la cresta del Risco de las Hoces presidiendo el circo.

El Circo de las Lagunillas es sin duda uno de los parajes gredenses más bucólicos y solitarios. El frescor que proporcionan sus aguas permanentes junto a la soledad del paraje, hacen que al igual que otros rincones de la sierra, el motivo principal de una visita no sea solamente escalar, es más bien pasar unos días descansando, y si es con cuerda mejor.

El Risco de las Hoces, con sus dos cumbres, cimera y bajera, tiene como actividad estival más llamativa la llamada “Cresta del Risco de las Hoces”, itinerario que recorre el perfil dentado del risco y que según puede leerse en la guía de M.A. Adrados, J.López y E.Gª Viel, fue recorrido por primera vez el 14 de agosto de 1978 por los abulenses Félix García, José Martín Díaz, José María Martín Maíz y Pablo Muñoz. El croquis de esta cresta puede verse con todo detalle en la Guía de Crestas de Gredos publicada por Raúl Lora en la Editorial Desnivel.

En nuestra estancia hace un par de veranos en el risco, además de repetir el tramo principal de la cresta, trazamos tres itinerarios en los farallones situados en su zona norte terminal, estos fueron “Skógar”, “Zeppelin, los gigantes del cielo” y el que ahora se publica, “Diedro Verde”, el más sencillo de todos y en el que aprenderemos una manera nueva de graduar, el de la escalada mixta… pero en roca y… hierba.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Un sencillo primer largo de placa en busca del gran y herboso diedro del segundo largo

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Escalando en mixto roca-hierba

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Soledad asegurada a la  hora de escalar.

mm

DIEDRO VERDE

Canales Oscuras. “Polvo de Estrellas”. MD.Sup.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

El Cuerno del Almanzor a la izquierda, puerta de acceso a las Canales Oscuras desde la Portilla del Crampón. A la derecha la excelente pared oeste de Punta Alegría.

Las Canales Oscuras son un terreno misterioso para muchos y desconocido para la gran mayoría de escaladores gredenses.

Inauguradas para la escalada en roca por Luis Agüero y J.R.Martín con la primera ascensión de lo que ellos llamaron el “Pilar del Purgatorio” en 1983, cuentan en la actualidad con 12 vías reseñadas, mas las tres antiguas existentes en el Cuerno del Almanzor, curiosamente, éstas últimas, rutas cronológicamente abiertas con anterioridad a las primeras escaladas en roca efectuadas en el mismo Almanzor.

Punta Alegría es una cumbre altiva, visible desde la cumbre del Almanzor, pero que solo muestra sus excepcionales fisuras para la escalada cuando tras descender unos minutos por el lado Este del Cuerno, nos situamos bajo su pared Oeste.

La pared cuenta con tres itinerarios de gran belleza, “Sueños Nórdicos”, “Mistral” y este que ahora se publica, “Polvo de Estrellas”, obra de Raúl Lora, Manu San Segundo y David de Esteban Resino.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Diedro del segundo largo

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Soledad asegurada

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Tramo final de la arista del último largo

POLVO DE ESTRELLAS

Cascada “Pie de la Seca”. 2+

99

Generalmente cuando se va a la montaña, se tiene una idea predeterminada de lo que se va a hacer, a nosotros a menudo no nos sucede eso, salimos cargados hacia una zona con un plan muy abierto, intentando intuir desde casa lo que a veces no es posible y acabando haciendo lo que la montaña en cada momento va permitiendo que hagamos.

La Canal Seca la recorrí en invierno en dos ocasiones, he de decir que es un rincón gredense encantador. La primera incursión fue hace muchísimos años, no logrando recordar con claridad lo que hice, solo recuerdo que no usé la cuerda con lo cual haría una sencilla ascensión. La segunda fue hace unas temporadas cuando repetí junto a Fernando López Luengos, sin saber que ya estaba hecho, el corredor “La Falsa”, bonito encajonamiento en la parte final de la canal cuya primera ascensión correspondió a Ángel Rituerto, Mónica Moreno, Ana Asensio y Aitor Goyenechea en 2010. Mi tercer acercamiento invernal, se produjo hace unas semanas en compañía de Ángel Rituerto y Tomás Cerdán.

La idea inicial era llegar hasta casi La Mira y comprobar si por el camino encontrábamos algo para escalar, pero al llegar al punto donde la Canal Seca muere, nos topamos con esta escalera helada y como no teníamos tampoco muchas más ganas de andar, ya llevábamos casi dos horas, decidimos quedarnos a hacerla.

Nos contaba Ángel que por ese punto había pasado en varias ocasiones pero no en condiciones de cascada de hielo. Al parecer, cuando nieva con normalidad, cosa cada vez más extraña en la sierra, se suele formar una pala de nieve de diferente inclinación, menor cuanto más cantidad de nieve, pero en este año de precipitaciones casi inexistentes en la vertiente sur, la cascada estaba formada aunque no en las mejores condiciones, pero si al menos para escalarla.

Como Rituerto se marchaba para Rjukan unos días después, le cedimos la cascada para que fuera de primero y entrenase un poco, gesto de cortesía del cual ahora me arrepiento, porque Ángel se hartó de pinchar en Noruega y el que suscribe, ha pasado sus fines de semana de invierno especializado en las “aperturas”… pero no en aperturas de escalada sino “abriendo” sobres de “frenadol”, mantita en las piernas y pies junto al brasero.

CANAL PIE DE LA SECA

“FANDANGO”. MD. 6a… El Gredos más lejano

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Vista de Los Castillejos durante la aproximación por la Garganta Tejea.

Es muy probable que la mayoría de los escaladores que leáis este artículo, desconozcáis la existencia de unos riscos gredenses llamados Los Castillejos. Al que suscribe, hasta hace un par de años le pasaba lo mismo, no os voy a mentir.

Aproximándonos desde el sur, la vía “Fandango”, es probable que sea la ruta con la aproximación más larga de todo el Sistema Central. Para una cordada de dos, con el material necesario para la apertura, la pared se sitúa a unas seis horas de Puente Pinillo. Los Castillejos son los riscos terminales de la Garganta Tejea en su lado oeste.

La vía la abrimos tras vivaquear en la zona alta de la Tejea, el día después de que en El Asperón inaugurásemos “Apolo XI”, una gran vía cuya situación encierra los silencios más puros de Gredos, nunca encontrarás a nadie escalando allí.

“Fandango” es una ruta bonita cuyo segundo largo, es posible que en esa graduación, sea la tirada más bonita de cuantas he abierto en Gredos, una fisura vertical excepcional que rompe una placa y que vista desde abajo intimida, situación que se suaviza una vez que te metes en ella.

Artículo dedicado a mi amigo Abel García Blázquez, compañero aperturista y una de las personas más agradables de cuantas he conocido en la montaña.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

La prueba evidente de la dureza de estas aproximaciones

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Primer largo de la vía “Fandango” a la Punta Duermevela

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

La placa fisurada del segundo largo… una maravilla.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Abel en la placa del segundo largo.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

En el corte de las montañas, desde la izquierda, los Riscos del Gutre, El Venteadero, Cuchillar de Ballesteros y el Almanzor. En primer término, El Asperón.

FANDANGO

Galayos… “Libélula”.MD.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Galayos… Paraíso del escalador

Galayos siempre da sorpresas…

Hace unos tres años, tuvimos la oportunidad de ascender dos agujas vírgenes en Galayos. A una la llamamos “Risco Paloma” y a otra “Risco del Vencejo”, ambas actividades se las debo Ángel Rituerto, buen conocedor de la zona y que para mi sorpresa me propuso ir a escalarlas con el convencimiento de que no estaban escaladas… y acertó.

Aparte de estas actividades, creo que bastante interesantes, abrimos otras vías de menor longitud y dificultad pero que no dejan de ser bellas, es el caso de “Libélula”, la que fue la segunda vía de la Atalaya y de la cual informamos a Gabriel Martín para que la registrara en sus cuadernos de anotaciones.

Posteriomente en la misma pared abrimos “Cigarrito” otra vía no publicada en internet y que hasta la fecha solo ha podido ser vista en el libro de piadas que tengo en el Bar el Galayar, de Guisando, el histórico local de la familia Blázquez.

Debido a la grandiosidad de Galayos, “Libélula” no vamos a decir que es un “viote”, porque le faltan metros, pero los largos son muy buenos y en cualquier otro lugar de menor empaque sería una buena vía.

Hasta dentro de unos días.

yy

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

El primer largo de “Libélula”

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Llegando a la primera reunión

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Ángel Rituerto trabajando en la R1

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Entrada al diedro del segundo largo

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Precioso diedro del L2… Lástima unos metrillos más.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Antes de la travesía para llegar a lo alto de la aguja

LIBÉLULA

 

librería Desnivel. Crónica de una conferencia.

6-conferencia-de-david-e-resino-sobre-gredos-fotoapc_1

El pasado 3 de febrero, tuve el placer de exponer en la librería Desnivel de Madrid algunas imágenes del Gredos más desconocido.

La crónica de la confefencia la hizo Ángel Pablo Corral y éstas fueron algunas de sus reflexiones sobre la misma aparecidas en la web “Desnivel”.

http://desnivel.com/cultura/david-de-esteban-resino-lleva-gredos-a-la-libreria-desnivel