Cuerda del Amealito… Agujas vírgenes.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Galayos, las agujas mágicas, parecen diferentes cuando se las ve desde otras perspectivas…

La Cuerda del Amealito es uno de los grandes miradores del Galayar.

Este conjunto de peñones rocosos fueron frecuentemente recorridos tanto en verano como en invierno, por grupos de montañeros arenenses que ascendían a La Mira provenientes del Portillo, el gran collado situado en la caída de la ladera norte del Cervunal.

Alguna de estas actividades quedaron reflejadas en el extraordinario libro “Arenas y Gredos” de Juan Andrés Feliú, como la posiblemente primera travesía invernal de todo el cordal, efectuada el 31 de diciembre de 1972 por Tomás Mesón y Sebastián Alegría.

La obra de Feliú, extensa y precisa, muestra la evolución que ha tenido la historia del alpinismo en la localidad de Arenas de San Pedro y a mi parecer, es texto de consulta obligado para aquellos que a parte de escalar, quieran ahondar en la historia de los alpinistas arenenses y la extensa y rica relación que han tenido con la sierra.

A pesar de la estética de los peñones rocosos que conforman toda la Cuerda del Amealito, la mayoría de las escaladas que sobre ellos se han realizado no se han llevado a cabo hasta hace pocos años, tal vez debido a que la aproximación a su base es superior en tiempo a la del Galayar y la altura y calidad de sus itinerarios es notablemente más modesta.

A pesar de la falta de interés que para el escalador actual tienen estos peñones, hay citas de incursiones antiguas a estas agujas. Una de ellas se describe en la guía de Adrados/López/ GªViel. En ella se detalla que hacia 1951, no se tiene seguridad sobre la fecha exacta, el peñalaro Enrique Herreros junto a varios compañeros, probablemente realizaran la primera ascensión de la Peña del Chocarrón por su vertiente norte (AD. III+. 30m)

A pesar del poco conocimiento que a nivel alpino se tiene sobre la zona, las vías de escalada en roca existentes en la Cuerda del Amealito se acercan a la treintena, itinerarios abiertos en su mayoría en estos últimos seis años, número al que hay que sumar otro buen ramillete de actividades invernales.

“Cipri” y la “Vía de las Madres” son las dos últimas escaladas realizadas en la zona. Los itinerarios fueron ascendidos hace tan solo unas semanas, en un día desapacible más propio del invierno. A criterio de los aperturistas, las vías no merecen una repetición, sin embargo, la soledad y belleza del lugar junto con las imponentes vistas de Galayos y de las cumbres del Circo de Gredos, hicieron que nuestra visita mereciera la pena y el día, aguacero incluido, de los de recordar.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Si eres gredense y sientes cariño hacia Arenas de San Pedro, no te arrepentirás de tener esta obra en tu biblioteca.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Formas imposibles…

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

El Risco del Dedo, pequeño pero de silueta atractiva…

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Escaladas cortas donde disfrutar de la soledad y el silencio gredenses.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Ángel Rituerto, legendario alpinista arenense, escalando con bota, a la antigua usanza.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

VISTA GENERAL DE LOS PEÑONES DE LA CUERDA DEL AMEALITO

CUERDA DEL AMEALITO - PANORÁMICA

Vías Cipri y de Las Madres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s