El Asperón – “Apolo XI”. MD. 330m

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Desde “Los Castillejos”, un espacio casi infinito se proyecta hacia el este… Los Riscos del Gutre, El venteadero, Cuchillar de Ballesteros y Almanzor. Bajo sus relieves, las cumbres apartadas y escondidas de El Asperón se alzan arrogantes esperando la presencia de almas alpinas inquietas.

Nos contaba un lugareño apodado “El Gato” algunas historias de la Garganta Tejea del tiempo posterior a la Guerra Civil, cuando la escasez de determinados alimentos se hacía presente en los pueblos y las sendas de esta parte de la sierra servían para el estraperlo entre los terrenos del norte y los sureños.

Muy pocas personas se han adentrado con fines alpinos en este territorio salvaje y apartado de Gredos. Sin embargo, hay citas antiguas que detallan que el gran guía pirenaico Celestín Passet, en 1903, acompañado por Amezua e Isidoro Blázquez, acamparon en las cercanías del Asperón y recorrieron algunos cuchillares de la zona alta de Gredos.

Tejea es hoy una garganta áspera, carente de presencia humana, recia y seca en el estío en su zona alta. Pero al transitar a través de ella, no puede olvidarse que este barranco de magnas proporciones, fue en el pasado un manantial de vida, dato que queda contrastado por la gran cantidad de corralas y chozos de pastores que desde los Chozos del Tio Domingo se extienden garganta arriba hasta los últimos asentamientos ya en las faldas de Los Castillejos, a más de dos mil metros de altura.

“Apolo XI” se abrió en la temporada pasada, en un día largo que empezó a las siete de la mañana en Puente Pinillo y que nos colocó a pie de pared pasadas las doce del mediodía, alcanzando la cumbre de una cima del grupo del Asperón a la que denominamos “Pitón de Toro” en torno a las ocho de la tarde, ya con las últimas luces del día.

Si a alguien le apeteciera hacer la primera repetición de esta vía, ha de ir pensando que va a escalar en uno de los lugares más apartados de Gredos, donde para trepar, lo de menos es tener mucho grado y lo de más, es querer tener una verdadera experiencia de escalar una vía seria para su grado, en uno de los enclaves más bucólicos y remotos que puede ofrecer la Sierra de Gredos.

“Apolo XI”… un largo e incierto viaje, en todos los sentidos.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

El amigo Abel durante la aproximación, dejando muy atrás los espolones rocosos de las cumbres norte y central de Peña Chilla.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Tras dejar las mochilas en las cercanías de la Escalerilla del Pollo, ya con el material de escalada nos aproximamos en algo más de media hora a la pared.

Imágenes inferiores de los largos 6º,7º y 8º

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

CROQUIS DE LA ACTIVIDAD:

APOLO XI

 

 

Anuncios

4 pensamientos en “El Asperón – “Apolo XI”. MD. 330m

  1. Guapísimo Resino, que envidia me das y que recuerdos….En el conjunto del Asperón tenemos tres vía, dos en ese pilar compacto que hace cumbre de la izquierda de la foto del croquis…ahí tenemos dos vías evidentes…una por la SW y otro por la NW. Luego la tercera. Se ve el la foto general desde los castillejos…va a la cumbre Oeste del Asperón (tiene tres cumbres principales), por su cara oeste. Tengo que encontrar el cuaderno donde tengo los croquis !!!…las tres vías son de la segunda mitad de los noventa….ya has llegado al Asperón machine….nosotros atacábamos desde el chozo superior…somos albinos románticos, ya sabes….que recuerdos, la Tejea…mi favorita…

    • Hola Cabe.
      El Asperón es realmente una montaña sorprendente.
      Cuando el año pasado te consulté acerca de la vía y me dijiste lo de las tres vías que yo no sabía que se habían hecho, me sorprendió el que hubierais ido tan lejos a escalar.
      No vendría mal que encontraras los croquis y que hicieras un trabajo de la montaña con las hasta ahora cinco vías existentes, las tres vuestras, “Apolo XI” y el recorrido integral de la cresta de este a oeste que hicimos al final del verano pasado.
      Un abrazo

  2. Anda que no hay roca por El Asperón… eso sí, el palizón hasta pie de vía con todo el material tiene que ser tremendo, de hecho ya se me hizo bola llegar a la Lancha Blanca la última vez que anduve por allí llevando mochila pequeña. Pero claro, estar allí solo entre aquel mar de granito erizado no tiene precio y compensa cualquier esfuerzo. Seguimos esperando con ansia viva nuevos reportajes. Saludos.

    • Hola Pablo.
      Como conoces la zona,sabes apreciar lo que supone ir a abrir una vía allí arriba. Tejea es una garganta espectacular, amable en la parte baja pero dura en la superior.
      Me alegra que el blog te guste y disfrutes con su lectura, durante mayo pondré algún reportaje más y luego en verano el blog descansa un poco hasta que se pasen los calores.
      Saludos. David.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s