En una noche de invierno…

“Escribo para exorcizar los demonios… a veces sirve. Otras –simplemente- despierta nuevos interrogantes. Si puedo compartirlos, quizá entonces, el círculo se cierre”.

Botella al Mar. Carlos A. Passera

 Me siento frente a esta página en blanco por necesidad interna…

Lo hago con el fin de espantar, de expulsar, de vomitar dolores que desde hace días han ido lentamente calando en mi ánimo, hasta herir rincones internos de difícil acceso.

 Fueron solo seis palabras escritas en un mensaje de texto…

Un latigazo frío recorrió mi espina dorsal mientras me confirmaban vía telefónica que el mensaje recibido detallaba escuetamente lo sucedido, no hacía falta más.

 Le conocí solo superficialmente, de cuatro o cinco encuentros fortuitos, el último, hace tres semanas, cuando cordialmente me atendió en el establecimiento donde trabajaba y donde contrastamos información de algunos pequeños proyectos.

 No puedo decir que su ausencia me haya dolido como lo haría la de la pérdida de un amigo o un familiar, pero sí he sentido como mía, la tristeza profunda y el sentimiento de vacío que ha provocado en algunas personas que han formado parte de su vida y que con mayor o menor intensidad han estado y están presentes a diario en la mía, en el lugar donde desarrollo mi trabajo.

Escribo para exorcizar los demonios…

El día anterior al desenlace, a través de una compañera, traté de que le llegara un mensaje por si algún día surgiera la posibilidad de escalar juntos… no hubo tiempo.

Me intranquiliza el pensar que tal vez, tiempo atrás, en esa escalera que subo y bajo todos los días, no estuve lo suficientemente receptivo o hábil para en su momento permitir que fluyera un encuentro para trepar juntos…

 Escribo para exorcizar los demonios…

No puedo hablar alto… nadie escucharía…

Es imposible escribir en alto…

No es posible que la gran masa entienda por qué  de manera cíclica acudimos a la cita…

El alpinista no elige no regresar. No elige dejar de existir…elige vivir.

Es por esta razón, en su necesidad de encuentro con aquello que tanto ama y desea, por lo que se cita con ellas, lejanas o cercanas, tiernas y caprichosas, en forma de roca o nieve, con semblantes amables o desafiantes, pero todas englobadas bajo un mismo nombre, sencillo, cercano y universal… íntimo para nosotros…las Montañas.

 Escribo para exorcizar los demonios…

Trato de no razonar, de no encontrar una inútil solución de sofá de salón… pero en lo más profundo de mi ser, hago equilibrios para controlar un desasosiego, el producido por la vivencia en carne, del que entiende perfectamente lo que se vive en esa situación y no puede hacer nada… cuando la montaña extiende sus brazos y abraza a su amante, tratando de arrebatarlo de la vida y quedárselo solamente para ella.

 Razono… conozco… no cabe lugar para la no aceptación… pero me atropellan deseos de haber podido enviar una inyección de aliento que hubiera facilitado otro desenlace…

 Escribo para exorcizar los demonios…

 Miro hacia adentro, con calma y apertura inocente, como la de un bebé que descansa confiado en el pecho de su madre… trato de entender, pero es inútil…  desde hace muchos años, abatido tras una lucha en la que salí claramente derrotado, trato de no solicitar explicaciones a Dios.

No entiendo, pero acepto… No entiendo, pero confío… Confío aunque la limitación humana haga establecer unos patrones prefijados para la vida, sin llegar a entender que tal vez los hilos que la mueven no siempre dependen de nosotros… y espero que algún día, a la caída de la tarde, finalmente comprendamos…

Anuncios

3 pensamientos en “En una noche de invierno…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s