“MONTAÑA2013″… Pinceladas.

Carlos Gallego. “Patagonia… hielo continental”

No importó que no hubieras contemplado nunca el perfil imposible del Cerro Torre.

Tampoco que no hubieras oído hablar de las primeras incursiones del padre De Agostini.

En tu vida, posiblemente no llegue nunca el momento en el que tengas que vivir prolongadamente en una cueva excavada bajo la nieve patagónica, esperando que Eolo aplaque su furia y te permita salir de ella.

Llegó Carlos temprano a la sala de conferencias, como el alpinista veterano que se aproxima a la pared antes del amanecer, ambientándose y dejándose seducir por la vía con la que en breve se fusionará.

Creó una atmósfera sujetada por la historia de las primeras exploraciones, engalanada por las imágenes del blanco eterno del Campo de Hielo Sur y cimentada en la solidez que le otorga su trayectoria de cuarenta años de alpinismo.

Ágil de palabra, apasionado en las formas, certero en la transmisión de los secretos del paisaje vertical y horizontal, logró que no se escuchara ningún susurro en la sala mientras hablaba del viento, de las formas de las nubes, de las siluetas recortadas y altivas del Fitz Roy y el Cerro Torre, y de las planicies infinitas y blancas del hielo continental patagónico.

Su cuerpo ya no tiene la agilidad que tenía cuando se enfrentó al Chacraraju, pero continúa teniendo la sencillez de la mirada de un niño, la experiencia del que en dos ocasiones estuvo a punto de cruzar la línea y la pasión, siempre en aumento, del que se deja acompañar íntimamente por la montaña con la ilusión del primer amor.

No hay duda que en su vida habrá otro Chacraraju, otro Amadablam, otro Monte Hunter, nuevas nortes en los Alpes, cientos de columnas de hielo vertical y nuevas líneas de roca por abrir en su Gredos perdido.

Igual que a un galgo no puedes adiestrarle para que no corra detrás de una liebre, hay instintos que no pueden razonarse, no hay Carlos sin montaña, no hay un último intento, siempre habrá un nuevo proyecto que iluminará su alma alpina.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Carlos Gallego de camino al Cerro Torre. Patagonia.

Patagonia. Cerro Torre

Raúl Lora. “Groenlandia, 66º norte”

¿Has visto cómo tiene la cara?

Esta pregunta se escuchó en un pequeño corrillo antes de empezar la conferencia.

Ves su rostro bicolor, marcado por el azote del sol, la nieve y el viento y de inmediato surge un sentimiento de respeto ante las secuelas del que lleva una pasión hasta sus últimas consecuencias.

A pesar del desgaste de esa piel pretoriana producto del que ha participado en mil batallas alpinas, no se le escuchó hablar de éxitos, ni de grandezas, ni de epopeyas en su contacto con la verticalidad. Contrariamente, suavizado por la experiencia y el conocimiento otorgado por su encuentro con innumerables montañas de diversa altura, dificultad y localización, habló de su continuo proceso de aprendizaje, del grato recuerdo que tiene de los montañeros o escaladores a los que guía y de la plena satisfacción que le otorga el contacto diario con las montañas castellanas.

Pero a pesar de esta declaración sencilla, familiar y fácil de asimilar para el escuchante, no hay que perder la visión de la trayectoria de Raúl. No hay que olvidar que naciendo en una ciudad sin relieves, fue forjándose a hielo lento, a base de esfuerzo, de tesón y de pasión hasta lograr un equilibrio como guía y alpinista polivalente, eficaz y preciso.

Sus manos y pies, con metales o sin ellos, han ascendido por las pendientes heladas de las cimas de Alaska, tocado las profundidades de las fisuras de Utah, soportado los vientos de los volcanes de Ecuador, la verticalidad de las acanaladuras del hielo de la Cordillera Blanca o de la Cordillera Real. También se ensuciaron con las tapias rojizas del Hoggar o en las torres que emergen desde las planicies del desierto en Mali. Conoció  las columnas de hielo de Escocia, Islandia o Noruega, las chorreras de Kalimnos, las fisuras canadienses, el granito polar de las Lofoten, las alturas de las montañas del Himalaya y del Caúcaso… y el tesoro cercano, el Gredos íntimo de caminos conocidos y desconocidos.

En su conferencia “Groenlandia, 66º norte”, mostró  el corazón helado de esta tierra inhóspita y sembró entre los asistentes la ilusión por iniciar proyectos, por evitar que la vida siga pasando sin tener una nueva ilusión, un nuevo proyecto, una nueva meta.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Raúl Lora escalando en mixto.

DSC04665-baja

Alba Martínez. “Pedaleando al sol de Media Noche”.

Se escuchaba el miércoles… La mujer que viene el viernes va a poner imágenes de dos viajes en bicicleta a través de los territorios cercanos al Círculo Polar en Islandia y Noruega. Espacios fríos, solitarios, ventosos, sujetos al rigor de las precipitaciones constantes…

Te dicen que describas a la mujer que crees que vas a encontrarte y solo uno de cada cien acertaría, y tal vez por llevar la contraria a los otros noventa y nueve.

La recibimos con asombro. Ante nosotros se presentó una mujer elegante, llena de feminidad, de voz agradable y dulce y con una capacidad sorprendente para trasmitir sensaciones y emociones.

La elegancia y dulzura de su aspecto y su palabra, hicieron posible que tomáramos gusto al viento que azota a las llanuras islandesas y al frío que acompaña el tránsito por los caminos noruegos. Permitió que nos creyéramos que es extraordinario pedalear una media de setenta kilómetros diarios durante un mes consumiendo pasta y arroz cocinados en una pequeña cocina de campaña. Hasta nos convenció de lo maravilloso que resulta dormir un día si y al siguiente también, sobre el frío suelo ártico con la ínfima protección que otorga la tela de la tienda de campaña.

Los Mosquitos árticos, el deficiente aseo diario, la incapacidad para lavar el mínimo de ropa que llevaba,  el dolor producido por el transporte de los treinta kilos de bicicleta… Hay pasiones que no pueden entenderse.

Un brillo especial en sus ojos surge cuando se le pregunta cuáles son los nuevos desafíos. Nuevos proyectos iluminan su alma. Estados Unidos, Vietnam, Camboya…

Alba, gracias por venir, por estar con nosotros, por mostrarnos tantísimos kilómetros de motivación, ilusión y ganas de vivir.

 SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Alba Martínez en Jokulsarlon. Islandia.

Alba 1

Anuncios

12 pensamientos en ““MONTAÑA2013″… Pinceladas.

  1. Gracias, David… por ése entusiasmo de tus palabras… que agradezco infinito.
    El mérito, en primera instancia, es tuyo por insistir en dar a conocer y trabajar por ello… en tu Toledo y en tu Colegio… y por supuesto… de los asistentes, amables y atentos.
    Un abrazo.

    • Hola Carlos.
      Es difícil a veces definir cuáles son las motivaciones que nos llevan a organizar cosas de este tipo, se conjugan muchos factores, pero tal vez, el primigenio, el que más pesa, es ese amor que compartimos y que tenemos por las montañas y por todo lo que ellas nos dan, amor que hace que estemos allí aún cuando no estamos en ellas…
      Espero que nos dejen seguir acercándonos a ellas desde el respeto y cariño que siempre hemos tenido… intuyo que no vienen buenos tiempos…
      Infinitas gracias por venir y querer compartir con nosotros esos instantes bellos en los que pudimos descubrir el alma de un alpinista.
      Un abrazo muy fuerte.
      David.

  2. David, me ha parecido estupendo todo lo que has preparado de Montaña 2013, te felicito por la ilusión que has puesto y por los intervinientes. Un abrazo.

    • Hola Paco.
      Muchas gracias por tus palabras. Recuerda que esto es una labor de todos, unos hacen una cosa, otros otra y al final, con ilusión salen las cosas.
      Un abrazo.
      David.

    • Hola Cabe.
      Fueron tres proyecciones muy bonitas y entrañables.
      Espero estés al tanto de los “nuevos acontecimientos gredenses”… la que ha montado el famoso “M”.ja,ja…
      Un abrazo.

  3. David, gracias por tus palabras y darnos la oportunidad de contar nuestros viajes y sobre todo por tu entusiasmo e iniciativa y tus ganas de acercar a todos tu pasión por la montaña.
    Un abrazo,
    Esteban y Alba

    • Hola Alba y Esteban.
      Muchas gracias a vosotros por querer ayudarnos en la organización de la actividad.
      Espero que miles y miles de kilómetros sigan esperando el tránsito de vuestras bicicletas.
      Estamos a la espera de vernos en Toledo para escalar un ratito.
      Un fuerte abrazo
      David

  4. Hola David, gracias por tus comentarios pero, sobre todo, gracias por mantener esa motivación, organizar eventos como este, y transmitirnos a todos esa ilusión por las montañas. Cuenta conmigo, si lo estimas oportuno, para echarte una mano cuando quieras.
    Un fuerte abrazo

    • Hola Raúl.
      Muchas gracias por asistir y querer acompañarnos hablándonos de esa tierra maravillosa que es Groenlandia.
      Espero que la Escuela Alpina de Gredos siga avanzando a buen paso en la formación de alpinistas y en la organización de eventos tan bonitos como el que pudimos ver en Hoyos del Espino hace pocos meses.
      Un abrazo.
      David

  5. David, gracias por tu trabajo y por saber contagiar el entusiasmo por la montaña y la aventura en estas jornadas que espero se repitan pronto. Un abrazo, amigo

    • Hola Alejandro.
      Me alegra que las jornadas te gustaran y sirvieran para animar a acudir a la montaña.
      Intentaremos poner en marcha el asunto dentro de dos años, en “MONTAÑA2015”.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s