Aleja… 8a+

Imagen

Es de manos rotas y yemas estropeadas…

Vuelvo la vista atrás y le recuerdo colgado de las tablas del techo del granero, a la luz tenue de una débil bombilla, entre sacos de pienso, lecheras de metal y la fría soledad de las oscuras tardes de invierno del pequeño pueblo de Hinojosa.

Empezó a trepar  muy joven, sin que nadie alrededor suyo tuviera contacto con la escalada. Era el único del pueblo que lo hacía. Debió empezar mal, porque hasta pasados cuatro años en los que cayó en sus manos un antiguo manual, no supo que para asegurar desde el suelo al compañero, se hacía directamente desde el arnés y no desde un objeto fijo como una roca o un tronco de árbol.

Como muchos que llevan la pasión incrustada en los “tuétanos”, tuvo que sobrellevar que en esos primeros tiempos le tildaran en el pueblo de loco y majara. Tanto fue así que en una mañana de domingo, mientras escalaba en las rocas de la Cobertera, acompañado por alguien cuyo nombre no recuerdo bien, fue avistado por un grupo de abuelos del pueblo que amenazaban a voces con llamar a la Guardia Civil si no se bajaba de las piedras.

Estas y otras cosas no pueden entenderse si no vuelves la vista atrás veinticinco años e intentas imaginarte en un pueblo de montaña de seiscientos habitantes, bastante aislado, donde todo lo que fuera despegar del suelo, debía tener un sentido eminentemente práctico, como varear olivas, desplazarte en burro, coger higos tiernos, podar encinas o arreglar el tejado de un establo.

Aunque jugaba al churro, iba de nidos, cogía espárragos y estaba con todos haciendo las trastadas que todos hacíamos, siempre buscaba ratos para estar en la Cobertera o imaginando por donde ascender a través de las fisuras musgosas del Canchón del Risco.

Es un auténtico superviviente. No por haber rozado y salido victorioso de alguna situación de montaña difícil. Lo es, porque se empeñó desde muy joven en remar  a contracorriente, permitiendo que su instinto alpino fuera modelando cada uno de los resortes de su interioridad, hasta convertirlo en un Escalador, a secas, sin otro aditivo.

Siempre ha sido de comentarios eléctricos. Especialista en decir cualquier payasada capaz de arquear los labios de cuantos están con él y romper silencios incómodos.

Narrador de estupendas historias…Te podría contar mil, algunas notables como su primera ascensión sin croquis al Naranjo junto a su tío Juli, donde el tío no conocía lo que era un arnés y él no sabía ni montar reuniones…o la del Renault 6 de quinta o sexta mano, comprado por 50.000 pesetas y que falleció en el Puerto del Pico en su segundo día de trabajo…o la de los misiles “milán” lanzados desde el carro de combate del que era conductor mientras servía a la patria durante “la mili”… Si tienes un rato, escucha las de los encuentros con sus amigos de la Benemérita, donde la mala suerte le persigue cíclicamente mientras trabaja con el camión en cualquier parte del país… te aseguro que acabarás con dolor de estómago de tanto reír.

Tras muchos años de trayectoria, recientemente ha encadenado su segundo 8a+…A decir verdad, lleva bastantes años siendo un reconocido “octavogradista”. Encadenó este elevado grado en la tarea difícil de hacer amigos y cuidarlos, en ser de corazón convulsivamente noble, en no haberle escuchado nunca decir algo malo de alguien, en carecer de esos males extendidos llamados envidia o malicia, en ser sencillo y servicial, en poner siempre una sonrisa en los labios de cuantos le conocemos…

Esto y más es Aleja…

En la vía “Zulú demente”.  La Visera. Riglos. Foto. Alejandro S.Soberón.

25

En Bayuela. “Kansas City”. 7a.  Asegurado por Cristian Talasesco.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Vía “Leiva”. Naranjo de Bulnes. Cara Oeste. Foto de Alejandro S. Soberón.

103-Leiva

Dos tomas del reciente encadenamiento en San Martín. 8a+, la segunda vía que encadena de esta graduación.

Aleja

Aleja…

18-Sagitario

Anuncios

10 pensamientos en “Aleja… 8a+

    • Hola Juan. Fue una pena que no pudieras venir el otro día porque lo pasamos realmente bien. Lo hubieras disfrutado mucho, pero siempre quedará algo por hacer.
      Un abrazo muy fuerte. David.

    • Hola Pedro.
      Efectivamente Aleja es una persona especial. Como sé que estáis en contacto, podrás felicitarle en persona.
      Ánimo con esa escuela infantil de escalada de Quintanar.
      Estamos en contacto.
      Un abrazo

  1. Enhorabuena a los dos por el post. David, el texto me ha gustado mucho, tus palabras sobre un amigo son realmente envidiables y dan muestra de lo que Aleja de entrever en cuanto hablas con él unos minutos. Aleja, enhorabuena por los encadenes pero, sobre todo, enhorabuena por todas esas cosas que cuenta David sobre ti que son infinitamente más importantes.
    Un abrazo,

    • Hola Raúl.
      En cuanto pueda transmito a Aleja tu mensaje. Realmente él es así, un buenazo.
      En estos tiempos de prisas y de efectividad, podemos caer en el error de trasladar la rutina vertiginosa de la vida diaria a la montaña e ir perdiendo esos valores sólidos y bonitos que siempre han estado asociados a las personas y a la montaña. Aleja, además de ser un excelente escalador, posee esos valores que merecen ser cuidados…
      Un abrazo fuerte.

  2. Pero ¿qué me estais contando? el tal Aleja es el tipo más chulo que conozco, siempre esta vacilando de lo bien que escala y contando moviditas de sus encadenes y si te lo encuentras por la carretera con ese camión de mierda que lleva, huye que es capaz de echarte a la cuneta.
    Enhorabuena Aleja, tú si que eres un maquina. Un abrazo David

  3. Aleja: El amigo Braulio te dedica estas palabras…

    Lo conozco desde aproximadamente 6 años, he visto pocas personas tan agradables y humildes como él. Desde que nos conocimos empezamos a escalar juntos al principio esporádicamente y luego acabó en una gran amistad y un buen compañero de cordada.

    Juntos hemos despegado como escaladores, hemos aprendido mucho el uno del otro, a lo mejor puede ser que él haya aprendido de mi muchas cosas sobre escalada, pero te puedo decir, que a mi, como persona me ha transmitido mucho, sobre todo he aprendido y mejorado como persona, a parte de aportarme su gran motivación por mejorar cada día.

    Pero la faceta más importante de este gran personaje desconocido es su actitud positiva y humilde ante la vida, la cual no decae aunque esté arrastrándose por los suelos.
    He visto pocos escaladores tan buenos escalando a vista como él y a la vez tan desconocido y humilde, por no decir ninguno.

    Yo le envidio sánamente por ser como es, a la vez aprendo cada día con su presencia y me motiva como escalador.
    Todo lo que consigue se lo merece como persona y como escalador.

    Braulio Expósito

  4. Bueno, vaya situación en la que me has puesto David.
    No sé ni qué decir pero lo voy a intentar: primero agradeceros a todos vuestras palabras hacia mí y gracias por la felicitación, cosa que no merezco. Todo esto me pasa por tener por amigos a un montón de descerebrados que compartimos los mismos sentimientos y sensaciones cuandos nos esforzamos en mantenernos sobre la roca a 30 ó 300 m. del suelo, algo que hay que vivir para comprender. El autor de todo este lío ya sabe lo que yo pienso de él y lo que él significa para mí. Hemos estado juntos en muchas batallas, primero escalando y luego hemos abierto algunas cosillas, por ejemplo la via “Amistad”. Cómo no reseñar el empeño de David en que fuéramos a abrir vías al Hornillo, a los Tresillos, etc… alguna bronca me he ganado cuando fuimos Angel Rituerto, él y yo a la Peña del Mediodía y resulta que Raúl y Jorge se nos habían adelantado. Pero nos queda mucha guerra que dar aún.
    Gracias David.
    Cómo no nombrar al “Jabalí de San Martín”, que me hizo perder un poco el respeto a esas vías que para mí eran mitos y que sin alguien como él, a mí no se me hubiese pasado por la cabeza subir. Este sí es un escalador de los de verdad, con instinto, con motivación, el ESPECIALISTA.
    Nos conocimos un día en San Martín, gracias a David y desde entonces hemos compartido muchos proyectos, muchos fregaos, ha nacido una gran amistad.
    Gracias Braulio.
    Que puedo decir yo del mítico Raúl Lora que todos vosotros no sepais, un ALPINISTA así, en mayúsculas.
    He estado una vez con él, pero es de esta gente con la que estas un rato y ya parece que le conoces de toda la vida. Creo que hay algun proyecto para abrir alguna vía donde nos vamos a ver pronto.
    Gracias Raúl.
    De Jose Recas, éste si es buena persona, se le vé en la cara. He estado varias veces con él y es una persona con la que da gusto estar, y me han dicho que está fortísimo. A ver si nos vemos y echamos un rato.
    Gracias Jose.
    Al profesor Pedro ultimamente no le veo pero he pasado muy buenos ratos con él y me he reido hasta decir basta. Gracias a él no nos metimos en el Pilar del Embarradere (el Midi) . Estaríamos allí todavía.
    El año que estuvimos en el Midi, Riglos, Rodellar…, fué uno de los mejores viajes que he hecho. Gracias Pedro.
    Si yo soy lo que vosotros decis que soy, es gracias a amigos como vosotros que me aguantais y me llevais con vosotros a escalar.

    Gracias a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s