Contemplación

No recuerdo bien en qué momento de la temporada ocurrió.

Habíamos acampado con uno de los grupos de viajeros en un bello rincón donde sabíamos que había suficientes sitios llanos para montar las seis tiendas.

Recuerdo con especial cariño ese paraje. Pablo lo llamaba “El meteorito”, porque había una gran roca de aspecto extraño, que ocasionaba un sonido “hueco” y “cósmico” cuando la golpeábamos con una piedra menor.

Siempre deseábamos llegar a dormir a este lugar. Era el sitio de los quince días de viaje donde mejor cenábamos. El año anterior habíamos descubierto que en el vértice donde el arroyo vaciaba su agua al mar, abundaban los Salvelinus alpinus , una especie de trucha asalmonada que los inuits llamaban eqaluq, y que no era difícil capturarlos con la caña y una cucharilla.

Siempre pescábamos una pieza para cada dos viajeros. Cuando cubríamos el cupo, los limpiábamos con el agua gélida del mismo mar y los preparábamos a la plancha acompañados con un poco de arroz.

Las noches en el Qalerallit Sermia eran las más especiales del viaje. La anatomía del glaciar se configuraba de un robusto frente de proporciones kilométricas, donde el Islandis vomitaba torres gigantescas del hielo milenario groenlandés, provocando un sobrecogedor estruendo que rompía el equilibrio de uno de los lugares más silenciosos de la tierra.

Cada tarde, cuando habíamos atendido a los viajeros y finalizado nuestras tareas domésticas, siempre aprovechábamos para encontrarnos con este espacio de quietud y libertad, bien fuera corriendo por las colinas cercanas o introduciéndonos nuevamente en el mar con “Rufio” y “Pánico”, nuestros kayaks.

En esos instantes acudíamos al encuentro con el silencio. Al encuentro con la soledad de los espacios inhabitados. Al encuentro con la sencillez de la vida que la misma vida nos arrebata. Al encuentro para enriquecernos de la fragilidad de lo inerte, del hielo, del agua, del frío, de la longevidad de la luz del verano ártico.

Kalaallit Nunaat…

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Anuncios

10 pensamientos en “Contemplación

  1. David, allí nos conocimos y he de decir que qué suerte tuvieron los viajeros que te tuvieran a tí como guía! A parte de tus dotes de pescador, por la gran persona que eres, y sólo leyendo tus palabras se confirma. Un abrazo compañero

    • ¡Hola Manu!, qué sorpresa…
      No me saques lo colores que no es para tanto…
      Que bien lo pasamos allí, cuantos buenos recuerdos de todos vosotros y de aquel lugar tan especial.
      Lo de pescar ya sabes cómo eran las cosas allí, o pescas bacalaos y salmones o comes arroz y pasta todos los días… y eran muchos días. Al final aun no siendo pescador, debíamos hacerlo para tomar comida fresca.
      Cuando quieras escalar por Gredos dímelo y quedamos para hacer algo.
      Un fuerte abrazo.
      David.

  2. Cuanta verdad, David… Ahora que el frío se ha establecido en Berlín, suelo hacer la pausa de la tarde, ya de noche, a la orilla del río parcialmente congelado, y me hago a la idea de que estoy en la playa de fletanes, en alguno de aquellos paseos. Y aunque los varios grados bajo cero acompañan y la soledad del momento también, las luces del fondo me dicen que no, que no me engañe. Los rugidos que oigo son tranvías y no seraqs, y no traen ninguna ola; no hay ninguna zodiac a la vista; y mis amigos no están en el domo-cocina, están muuuuy lejos. Demasiado. Afortunadamente quedan recuerdos de los que seguir colgados. Espero que en un tiempo no muy lejano, podamos volver a compartir hielos, zodiacs y preguntas. A tí te aceptaré tres por buenazo.

    • Hola Victor… son tantos los momentos en los me acuerdo de cuando el “Kirictok de Fletanes” nos recibía con una sonrisa escondida debajo de una poblada barba… Cuantos buenos momentos a pesar del duro trabajo… Qué bueno era verte en el “jostel” cuando apurados por no tener el kit del Korok, nos atendías a pesar de haber agotado las dos preguntas del día…Creo que a pesar de la dura faena que era el tener que solucionar temas que te correspondían y otros que no, nunca te vi enfadado y seguro que en determinados momentos, hubiera habido motivos para estarlo.
      Aunque la distancia a veces desgasta la amistad, dudo que esa distancia sea capaz de eliminar los muchos y bellos lazos que allí se crearon, cuando trabajábamos tanto codo con codo, sin horarios, juntos por una causa común, empujando todos en la misma dirección. Siendo así, no hay seracs, no hay foem, no existe suficiente frío capaz de hacer desaparecer ese engranaje llamado amistad.
      Gracias por todo. Gracias por lo amable que fuiste conmigo y con todos.
      Un abrazo grande de un amigo.
      David

  3. Hay personas que emanan una energia especial, con las que podrias estar durante dias solo dejandote embriagar por la paz que te transmiten y sacan lo mejor de cada uno. Ese es mi AMIGO David, una de esas personas que te hacen sentir orgulloso de poder decir que son tus amigos.
    Gracias por ser así. Para que no digas que soy un perro para escribir. Un abrazo enorme.

    • Buenas Arturo…puffff, me vais a sacar los colores de verdad…
      Lo último que podía pensar es que mi “enemigo” reconocido, aquel que no contesta a ningún mail que le envío, ese que rechaza cualquier propuesta de dedicar un domingo a un amigo para quedar a escalar, el que me sprintó de una manera “rastrera” volviendo de Tasiusaq… ese mismo me escribe… en el blog…
      Fuera de bromas, qué te voy a decir… Estos días, desde que escribí el pequeño post, un cúmulo de recuerdos vienen a mi mente… he vuelto a abrir el mapa que descansaba ya en un pequeño rincón del armario y he vuelto a recrearme viendo los lugares por donde transitábamos, las montañas, los fiordos… Sonrío acordándome de las noches en la “Green house” cuando un enfermero madrileño liaba un pequeño cigarrillo en la escalinata de madera mientras camuflaba su cansancio con una sonrisa permanente…
      Espero que nos veamos pronto, lo deseo de corazón, que nos veamos todos y compartamos un rato de risas, de abrazos… de fin de la nostalgia…
      Un abrazo muy fuerte Arturo.

  4. Abri el blog de un amigo para ver con qué articulo me deleitaba, fue entonces cuando descubrí “contemplación”. En seguida el sonido del hielo y el fresco aroma de las tierras donde trascurre la aventura se hacen sentir, la naturaleza cobra vida en la pantalla, mientras cientos de sensaciones parecen hacerte sentir que eres compañero allá, en Groenlandia, de tan intrépido aventurero. Gracias David por compartir tanta vida y sentimentos, eres un regalo.
    Adelante, un abrazo

    • Hola Pedro.
      Me alegra que te haya gustado el artículo. Ya sabes lo que supuso Groenlandia para mi, porque llegamos a hablarlo unas cuantas veces. Espero que en algún momento, podamos ir un fin de semana a una “Groenlandia” más cercana, a conocer la Torre Pedro Alarcón, en el pequeño Gredos. Es allí, en esa pequeñez, donde estoy dejando pequeños regalos a la gente que quiero. Esa torre es precisamente uno de ellos.
      Un abrazo muy fuerte. David.

  5. Yo también recuerdo con nostalgia ese sitio compañero de viaje!! He pasado muy buenos momentos y experiencias allí y son muy difíciles de olvidar!! hoy precisamente he estado viendo videos de Groenlandia. El lugar más especial del mundo… Un besazo groenlandés. Espero que sigas escribiendo así de bien Deiviz!!

    • Hola Esther…
      Cuántos recuerdos… la historia de Esther Quijote y Sancho Plano… los vídeos atrapando las truchas… el cepillado de dientes express, sin agua y salida “vaporizada”… la noche en la punta del Tasiusaq cuando nos “jarreó” con la tienda rota y se nos metía agua por abajo, arriba, los lados… la noche en la que te presté los calcetines de “tres viajes”… La tarde en la que me cargué la ventana en Mellem… Qué buen dueto montamos… los porris… tus botas sportiva gore-max de lo max en la tundra calada… Te envío un cariñoso abrazo, grande muy grande… tan grande como aquella tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s