Chamán

En ocasiones la sierra ofrece encuentros inesperados y gratificantes…

Cuando creemos que todo está hecho, que no quedan paredes o agujas vírgenes, cuando nos lamentamos por no haber nacido unas décadas antes para saborear las primeras escaladas en zonas aún intocadas, surgen encuentros, pequeños en envergadura, pero grandes en cuanto a las dosis de satisfacción que proporcionan.

En un rincón apartado de los Riscos de la Cabrilla, se encuentra Punta Libertad, una aguja de aspecto bonachón, de figura parecida a una gran campana, cuya piel quedó rasgada por una línea fisurada que la recorre en toda su longitud.

Punta Libertad no tiene suficiente potencial como para ser un objetivo único al que acudir, pero si estamos por el entorno, no nos defraudará si asumimos el reto de medir nuestras fuerzas y nuestro temple con esta aguja solitaria.

Cuarenta metros separan su cumbre del suelo, cuarenta metros de verticalidad en los que habrá que navegar en diedro, techo, fisura y en cuyo final tendremos que respirar hondo antes de introducirnos en unos ocho últimos metros de chimenea difícil sin posibilidad de protección.

Superado el techo (A2), entrando en la fisura central de la vía.

En la fisura central con la imagen de fondo de “El Peine” y el “Pilar de Hinojosa” a la izquierda y el “Risco de la Cabrilla” a la derecha de la brecha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s