Aconcagua. Argentina

Imagen

Es difícil escribir sobre recuerdos cuando han pasado casi cinco años…

Las motivaciones cambian. Las sensaciones se diluyen y aparecen otras nuevas. Los sentimientos pierden grandes dosis de la importancia que inicialmente tenían…

Hay situaciones en la vida que poco a poco van atrapándote interiormente… algo así me sucedió con el Cerro… una lectura, una primera inquietud, el encuentro desde la lejanía de dos miradas, la suya y la mía… un primer acercamiento y un rechazo… un paréntesis de dos años, tiempo de ajustes, de espera, de corrección de errores, de retorno de la confianza… para al final, de modo pausado, sutil, entregado y sin posibilidad de mirar atrás, estar disponible para una nueva llamada. Una llamada cuya  respuesta de antemano ya era afirmativa,  pero que iba envuelta en la prudencia y el respeto del que ha sido rechazado en una primera ocasión.

Desde joven quise conocer al que durante muchos años pasó a ser el objetivo prioritario. Años de búsquedas carentes de la respuesta deseada, de necesidad de conocer y de encontrar razones para validar una tentativa… años envueltos en egos y contraegos, de pasiones, de soledades, de alegrías… una suma de momentos que fueron tomando forma y adquiriendo sentido y que confluían en un lugar,  en una fecha concreta, en una hora que ya jamás abandonará la caja de mis recuerdos.

“Cuando ves el final del viaje, amas esos pasos, los caminas con el toque de gracia con que colocas unas flores en la mesa en un día de fiesta”.

Nives Meroi. Alpinista italiana.

Imagen

Plaza Francia. Pared sur. 4200m. Un lugar inhospito, carente de todo signo de vida, donde el silencio se mezcla con el hielo, con el barro, con el azul eterno, con la soledad…

Imagen

Playa Ancha. Arrieros transportando cargas de gas, alimentos y material hacia el campo base. Al fondo el “Cerro Dedos”.

Imagen

Pared noroeste desde el campo base de Plaza de Mulas. Por su flanco izquierdo transita la vía normal de ascensión, la misma que siguió Mattias Zurbriggen en la primera ascensión a la montaña.

Imagen

Zona de acampada “Canadá”, a 4800m, donde muchos alpinistas instalan su campo 1.

Imagen

Nido de Cóndores, a 5400m, en la pequeña casa sintética…

Imagen

Un alpinista chileno descansando en el Peñón Martínez, en “La Travesía”, a 6400m.

Imagen

“La travesía”, con el Peñón Martínez en el centro y la entrada de “La canaleta” al fondo.

Imagen

Final de “La Canaleta” con el “Filo del Guanaco” al fondo y dos alpinistas cerca de la cumbre.

Imagen

El escudo del colegio “Carmelitas” en la cima, a 6962m.

Imagen

Descenso en búsqueda del “Filo del Guanaco”

Imagen

Sirva este pequeño artículo para agradecer la colaboración de David Leiva y Alejandro Alonso, miembros de la policía de montaña de Mendoza y con los que tuve el placer de realizar la última etapa el 22 de diciembre de 2007, desde Nido de Cóndores a la cumbre. Muy probablemente, sin la confianza que me dio el sentirme acompañado en La Canaleta, hubiera tenido muchos problemas para acceder a la cumbre en esta segunda tentativa.

Anuncios

2 pensamientos en “Aconcagua. Argentina

    • Hola Carlos.
      Muchas gracias por interesarte por el artículo.
      Por cierto, esta mañana he estado leyendo tu “Especial Almanzor”, pero ahora con algo más de calma lo voy a releer.
      Si lo aprueba Rituerto, la próxima vía de Gredos, si sale bonita la vamos a llamar “El Notario de Gredos”…
      Gracias por toda la información que transmites.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s