El Kebnekaise. Suecia.

En el Paralelo 68, ya dentro de la latitud en la que se encuentran los territorios comprendidos en el Círculo Polar Ártico, se elevan las montañas del Macizo del Kebnekaise.

Allí se pusieron en pie estas silenciosas y amables montañas que superan por poco los dos mil metros de altura, pero cuya línea de hielos glaciares comienza desde muy abajo.

Territorio de contrastes, de largas noches invernales y ausencia de oscuridad durante el estío. Zonas donde las condiciones climáticas varian en poco tiempo y donde con algo de suerte pueden contemplarse las auroras boreales.

Imagen

Estocolmo, puerta de entrada y primer destino.

Imagen

Imagen

Desde Estocolmo, un largo viaje en tren que durará diecisiete horas nos llevará hasta Kiruna, la ciudad de los samis, en Laponia.

Imagen

El encuentro con las montañas.

Imagen

En el centro, el Tuolpagorni, sin ser la montaña más alta, tal vez sea  la más elegante.

Imagen

Anders y Mónika, con 73 y 71 años, de camino al pico más alto de suecia, el Kebnekaise.

Imagen

Cerca del final, con las montañas árticas noruegas en el horizonte.

Imagen

Pirámide de cima del Kebnekaise.

Imagen

Glaciares en la zona e Tárfala, de camino al Kaskasa Tjakka, la tercera cima más alta de Suecia.

Imagen

El Kaskasa Tjakka visto desde  nuestra pequeña “casa sintética”.

Imagen

De camino a la zona alta.

Imagen

Los últimos pasos… instantes de sincera gratitud.

Imagen

El equipo hispano-sueco.

Imagen

Anuncios

2 pensamientos en “El Kebnekaise. Suecia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s